domingo, 19 de octubre de 2014

Tratando de explicarte con palabras eso que siento por ti



Las pruebas que la vida me presenta son para
superarlas. Los obstáculos para vencerlos, las manos 
para llenarlas. Tus ojos se hicieron para que yo los 
mirara y tu voz para que mis oídos te escucharan.
Existe un punto de encuentro en el que por 
complicidad nos pertenecemos. La medida de tu 
corazón se ajusta y es compatible con el mío.
Yo puedo olerte porque aun a la distancia tu 
esencia me impregna delicadamente. 
Tú eres la palabra escondida tras mi silencio, el
sentimiento hecho verso.  Lo cálido en tiempos donde 
siento frío.  Tu amor es capaz de darme alas
invisibles con las que puedo volar e imaginar.
Y hay un eco que susurra intensamente y hace que
arda y lata mi pecho.  Hay un estremecer que solo
eres capaz de provocar tú y más aun ese deseo de
querer colmarte de ese algo que ni la palabra ni el
sentimiento pueden describir y expresar porque
es profundo e intangible. Eres el rompecabezas
que me ha tocado pacientemente comenzar a amar.
Eres esa pieza exquisita, atesorada e irreemplazable
que quiero cuidar para que nunca se lastime o dañe.
Autora: Brendaliz Avilés (20-oct-2014)

miércoles, 1 de octubre de 2014

Oraciones a Dios: A ti elevo mi voz



A ti elevo mi voz, a ti que eres mi Señor y Salvador.
A ti que nunca has dejado de escucharme, ni de cuidarme.
A ti que me has amado, aun cuando muchas veces he 
fallado. Y en este clamor declaro que tú sigues siendo mi refugio
Yo sigo creyendo en lo que haces y lo que eres; no confío
no confío en mis fuerzas, pero sí tengo la certeza de que tú
aumentas mi vigor y vas caminando conmigo.  
Cada sueño, mete e ilusión marcan un latido y ese latido 
pertenece a ti y tiene un eco que pronuncia tu nombre. 
En la confusión me aclaras como la luz al día. Soy conmovida 
por tu fuerte presencia y es en tu guarida donde siempre 
anhelo estar.  No hay lugar ni cosa más hermosa en el mundo 
que saber que mi corazón es tu morada y que tu gran 
amor no hay quien lo pueda igualar. Elevo mi voz y reconozco 
ésta dependencia de ti que eres mi Soberano. Aguardo  
esperanzada cada día cumpliendo mi propósito en ti.

Autora: Brendaliz Avilés
Escrito Para: www.brendalizaviles.com